Marruecos en Btt.

por | 18-11-2012

Hace dos años, allá por un 29 de Septiembre, Damián, Pepe y yo salimos hacia Marruecos, con la intención de recorrer una parte de las estribaciones del atlas meridional con nuestras bicicletas:

La ida.

Pepe y yo salimos de Salamanca bien temprano, cargamos todo lo necesario y marchamos hacia Béjar  a por Dami que nos esperaba allí con la “Tótem” lista para iniciar nuestro pequeño periplo. Tras cargarlo todo en la “Tótem” y coger unas garrafas de agua partimos hacia Algeciras para tomar el ferry a Ceuta. Por el camino paramos en “El Ronquillo”, un pueblo de Sevilla donde comemos y tomamos un café, y ya por la tarde llegamos a Algeciras con el tiempo justo para coger el último ferry que cruza el estrecho esa tarde.

Embarcamos y pasada una hora y media llegamos a Ceuta donde nos sellan nuestros pasaportes y pasamos a Marruecos.

Tras cenar una hamburguesa seguimos camino de Errachidia (donde nos espera la tía de Dami) y decidimos parar a dormir pasado Chefchaouen.

Al despertarnos la mañana siguiente continuamos hacia nuestro destino, según pasan las horas vamos parando a tomar el té, a comer y tirar unas fotos; es ya por la tarde cuando llegaremos a Errachidia donde tras dos horas de larga búsqueda damos con la casa de la tía de Damián la cual nos recibe junto a sus compañeras con los brazos abiertos. Cenamos con ellas mientras conversamos en francés y español; después muy gentilmente nos dejan dormir en su salón.


La ruta.
El día 1 de Octubre, preparamos las bicis con la alforjas (algunos mejor que otros…) y nos despedimos de las misioneras hasta dentro de unos días.Empezamos a dar pedales hasta llegar a las afuera de Errachidia para coger una larga y llana carretera desértica en la que apenas contamos unas curvas. A esa hora, más o menos las 12:00, llegamos a Goulmima con el termómetro rozando los 40ºC donde paramos a tomar un té y cobijarnos en la sombra.Ya de camino a Tinejdad, paramos a comer un bocadillo y a tomar un té. Una vez en el pueblo buscamos un albergue donde cenar y dormir, encontramos uno bastante bueno y tranquilo, donde pudimos ducharnos, cenar y desayunar al día siguiente. Comentar que el tagine que nos preparó la dueña estaba delicioso y el trato es bueno, creo recordar que el albergue se llamaba Bon Accueil.
Etapa 1:
  • Dificultad: Baja.
  • Duración: 4h 56min.
  • Distancia: 84,50 km.
  • V. Máxima: 58 km/h.
  • V. Media: 17,13 km/h.
  • Desnivel +: 260 m.
  • Desnivel -: 285 m.
  • Terreno: Carretera.

El día 2, salimos dirección Thingir, donde se localizaba el primer gran vergel que veríamos en nuestro camino y los primeros repechos fuertes.

De hecho nada más salir de Thingir empieza un puerto pequeño pero durillo que culmina en un alto desde el que se puede vislumbrar todo Thingir y su palmeral repleto de frutales, palmeras y pequeños huertos.

En el mismo Thingir paramos a comer un par de melones, bastante ricos por cierto, mandamos a Dami a negociar y el primero nos salio caro pero el segundo prácticamente tirado de precio, después de zamparlos nos arripanchingamos un rato a la sombra.

Después del descansillo seguimos hacia la garganta del Todra pero antes de llegar y cansados de  tanta subida decimos parar a comer un bocata que cogimos en Tinejdad y de nuevo como hacia  tanta caló, nos volvimos a arrepanchingar, esta vez ante la atenta mirada de los turistas que  pasaban en autobuses y como si de una atracción se tratara nos sacaban fotos mientras se reían, lo  dicho, turistas…

Después de la merecida siesta decidimos seguir subiendo mientras a nuestro alrededor se abría  paso la impresionante garganta de Todra, lugar ideal para escaladores y …. turistas. Allí mismo,  en el Todra un chico joven nos ofreció alojamiento en una gite d’etape, fue él mismo el que 6 km  antes de llegar a Tamtetoucht, final de etapa de ese día, salió a buscarnos con su bici destartalada.

Por supuesto antes de llegar a Tamtetoucht tomamos otro pequeño descanso para no perder la costumbre. Una vez en el albergue nos duchamos, cenamos y escuchamos música típica bereber tocada por nuestros anfitriones.

Etapa 2:

  • Dificultad: Media.
  • Duración: 5 h 27 min.
  • Distancia: 86,80 km.
  • V. Máxima: 44,10 km/h.
  • V. Media:15,93 km/h.
  • Desnivel +: 935 m.
  • Desnivel -: 200 m.
  • Terreno: carretera.

El día 3, después de levantarnos y preparar nuestras bicis tomamos un desayuno y nos abrigamos pues la mañana estaba fresca, nos despedimos de los chicos del albergue y partimos dirección Ait Hani donde pararemos a tomar un té después de subir el primer puertillo de la mañana.

Después de la parada continuamos para comenzar inmediatamente el gran coloso de toda la ruta,  el puerto de Tizi Tirherhouzine (2675m) que nos lleva un rato largo y nos regala alguna que otra  anécdota graciosa. Una vez arriba sacamos unas fotos estupendas del Atlas Central y disfrutamos  del paisaje. Minutos después iniciaremos la bajada, pasada por agua, hasta Agoudal donde  tomaremos un té.

Más tarde sin un sitio donde comer o comprar algo paramos y abrimos un bote de nocilla que nos  durará para los próximos días.

Ya cansados marchamos hacia Imichil con fuerte viente de cara; llegamos agotados. Nos  duchamos en el albergue (Belle Vue), bastante malo en lineas generales. Terminamos el día  invitados a una boda (invitaban a todo el pueblo y visitantes) aunque no asistimos por lo cansados que estábamos.

Etapa 3:

  • Dificultad: Alta.
  • Duración: 5 h 22 min.
  • Distancia: 85,14 km.
  • V. Máxima: 57,30 km/h.
  • V. Media: 15,86 km/h.
  • Desnivel +: 1200 m.
  • Desnivel -: 830 m.
  • Terreno: Carretera.

El día 4, madrugamos para acércanos a los lagos Tislit e Isli (ver historia: http://www.2pe.org/2010/10/30/entre-tislit-e-isli/), dos lagos de origen glaciar con leyenda propia. Primero visitamos el lago Tislit y tras tirar unas fotos nos dirigimos al Isli que se encontraba unos kilómetros más adelante, antes de bajar a este último, Dami decide quedarse echando un cigarro mientras le entretiene un niño bereber; Pepe y yo bajamos a darnos un bañito y tirar unas foticas.

De vuelta, paramos en el Tislit para comer y descansar antes de empezar la bajada hasta el cruce de Er-Rich. Será ese día, el más duro de toda la ruta, el que dormiremos al raso (cerca de Amouguer) al ver que no llegamos a ninguna parte tras horas y horas encima de la bici. Terminaremos el día cenando nocilla, casi sin agua y empapados por el rocío.

Etapa 4:

  • Dificultad: Media
  • Duración: 6 h 35 min.
  • Distancia: 116.04 km.
  • V. Máxima: 74 km/h.
  • V. Media: 17,63 km/h.
  • Desnivel +: 613 m.
  • Desnivel -: 1088 m.
  • Terreno: Carretera y pista.

El día 5, no diré que nos despertamos pues prácticamente no dormimos por el frío y la humedad, pero nos levantamos empapados y hambrientos, desmontamos el minicampamento y nada más ponernos en marcha nos llevamos una sorpresa: a pocos kilómetros estaba Amouguer. Allí desayunamos y compramos agua y comida. Después continuamos hasta Er-Rich donde comimos un pollo con patatas quemadas y descansamos a la sombra con un té.

Sería ya por la tarde después de hacer otros pocos kilómetros y en las proximidades de Aït Atmane, en plena garganta del Cid, donde encontraríamos el albergue Palm Ziz, bien montado pero bastante caro, en él nos tomamos la única cerveza de todo el viaje. Decidimos quedarnos en él a pesar de tener que regatear el precio durante un buen rato; creo que el chico que lo llevaba pensaba que podía equiparar su albergue con el Ritz de París.

Etapa 5:

  • Dificultad: Media
  • Duración: 4 h 57 min.
  • Distancia: 96,62 km.
  • V. Máxima: 48 km/h.
  • V. Media: 19,52 km/h.
  • Desnivel +: 455 m.
  • Desnivel -: 935 m.
  • Terreno: carretera.

El día 6, amanecimos sin prisas, tomamos un buen desayuno en el albergue y tranquilamente salimos para Errachidia, sin prisas, para llegar a comer con las misioneras y despedirnos de ellas.

Después de comer marchamos hacia Risani y Erfoud, ya en la “Tótem”, con la intención de visitar el Erg Chebby, en Merzouga donde intentamos negociar un cous-cous inútilmente. Así que después de dar un paseo por las dunas, ver la puesta de Sol y aguantar a unos cuantos plastas, incluido el tal “Said”  y su jefazo…, decidimos adentrarnos un poco más en la hamada y dormir allí bajo un espectáculo inimaginable de estrellas y la gentil compañía de un Fenec.

Etapa 6:

  • Dificultad: Baja.
  • Duración: 1 h 45 min.
  • Distancia: 33.,03 km.
  • V. Máxima: 56,30 km/h.
  • V. Media: 18,87 km/h.
  • Desnivel +: 275 m.
  • Desnivel -: 400 m.
  • Terreno: carretera

La vuelta

Sin duda una de las mejores experiencias en la vida debe ser dormir en el desierto “a tú aire” y que cuando despiertes recuerdes el gran espectáculo vivido como si del concierto de año nuevo se tratara. Así que con ese recuerdo empezamos nuestro regreso.

Subimos de nuevo hasta Risani para marchar hacia la garganta del Dades, paramos a verla un rato y después proseguimos por la carretera hasta que el viaje se convirtió en una odisea. La carretera dejó paso al camino y el camino a la pista infernal. Cuando estábamos a 2950m en un puerto de mala muerte en una pista muy mala con piedras afiladas, barrancos muy curiosos y un frio infernal se nos rajó una rueda.

Después de muchas horas en el coche y cansados llegamos por fin a Agoudal donde cenamos un cous-cous inacabable. Más tarde continuaremos un rato más hasta llegar al lago Isli, donde pasaremos la noche con mucho viento y frío.

A la mañana siguiente, nos costó levantarnos, a algunos más que otros… y marchamos rumbo a Marrakech donde llegamos por la tarde después de pasar por un taller para comprar una rueda de repuesto nueva.

 Dejamos el coche aparcado a unos 500m de la plaza D’jemaa el Fna donde fuimos después de hacerle unas  fotos a la Koutoubia. En la plaza nos tomamos un zumo de naranja natural en uno de los muchos puestos que  ponen y quitan a diario.

Anduvimos un rato “bicheando” en el zoco hasta que nos perdimos y tuvimos que echar mano del GPS para  volver a la plaza donde cenamos unos “morunos”…

Ya por la noche pusimos rumbo a Mohammedia, donde pasaríamos la noche junto al mar. De camino pasamos  por Casablanca.

Por el día, cuando emprendimos la marcha y después de desayunar un café con bollos marchamos hacia Ceuta  para cruzar el estrecho y llegar ese día hasta Badajoz donde dormimos al raso bajo una intensa tormenta,  menuda nochecita…

El último día, dejamos a Dami en Baños y regresamos a Salamanca donde terminamos nuestra pequeña  aventura.

Totales etapas

Totales ruta

Podéis ver más fotos en el siguiente enlace: http://gsm.org.es/galeria-de-fotos/fotos-actividades-bttu/marruecos-en-btt-2010/


Aqui teneis el enlace a gpsies para verlo en grande http://www.gpsies.com

5 pensamientos en “Marruecos en Btt.

  1. Pepe

    Bueno, bueno, eso de que el dia 5 nos levantamos empapados… un poco empapado si que estaba el saco, pero el bicho de dentro no… (al menos yo) 😀

  2. J. Joaquín

    ¡Vaya pedazo de entrada! Aunque el viaje no merece menos…
    Seguro que los paisajes compensaron con creces el esfuerzo.
    Hasta la próxima, Jaime.

  3. Cristina

    Toda una aventura! las fotos son estùpendas! los paisajes una gozada!
    Un fuerte abrazo y que sigas contàndonos pröximos viajes!

  4. Javi

    ¿Qué coño hacíais en la foto del día 3? Estais fatal!

  5. Pepe

    Es lo que tienen los semáforos en el desierto… que quedan fatal… 😀

Los comentarios están cerrados.